miércoles, 25 de noviembre de 2009

El gato sin botas


La vida del estudiante es la vida mejor, no lo voy a negar, pero últimamente no tengo tiempo más que para ir corriendo de un lado a otro; clases mañana y tarde, jornadas de hasta 11 horas... Qué ganas tengo de que llegue el segundo cuatrimestre que tengo un horario mucho más relajado. Salu2