martes, 13 de abril de 2010

Grabado en Fuendetodos


El pasado día 30 de marzo el artista Ricardo Calero realizó en Fuendetodos, bajo la atenta mirada del busto de Goya, un grabado de 115 metros. Para ello contó con la colaboración del pueblo de la localidad, alumnos de varias facultades de bellas artes y otros artistas. La matriz usada fue el pavimento de las calles que van de la casa natal de Goya al museo del grabado.


La tinta se preparó con agua de lluvia y pigmentos naturales extraidos de las rocas del lugar.


Se formaron varios equipos para completar el proceso. Unos se encargaron de la tinta, otros del papel, otros del fieltro, otros de la proteción y otros del encintado al suelo para que el cierzo no estropease la obra.


A lo largo del camino se colocaron unas letras que formaban una leyenda referente al lugar, la fecha y a los pasos que hay desde la casa de Goya al museo, 264 los mismos que años desde su nacimiento.


La colaboración de todos fue imprescindible.


Se usaron dos rollos de papel, uno que recogió la tinta, y otro que tan solo recogió la huella.


Ricardo Calero supervisó y participó en todas las fases del trabajo.


Una apisonadora sirvió de tórculo para prensar este enorme grabado.


Las indicaciones de Calero sirvieron de guía para que la máquina pisara de forma precisa por el camino.


Finalmente, el grabado se enrolló, pues el cierzo, omnipresente toda la mañana, no permitía darle la vuelta. Así que para ver el resultado habrá que esperar a la presentación de la obra.

1 comentario: